En estos días en los que hemos de quedar en casa sí o sí tenemos mucho más tiempo para aprovechar y cocinar tanto salado como repostería.

Aquí opto por recordar una receta dulce clásica. Es una receta que nos permite aprovechar las manzanas que ya pierden su textura crujiente y se nos quedan en el frutero medio olvidadas.

Esta receta nos da la oportunidad de comerlas y evitar que vayan a la basura.

Se pueden comer calentitas recién hechas y espolvorearlas con canela o sólo con azúcar.

Ingredientes:

-4 manzanas

-250g de harina

-1 cc de canela en polvo

-2 cucharas colmadas soperas de azúcar (aunque este ingrediente es optativo ya que luego vamos a espolvorear azúcar por encima de los buñuelos)

-20 cl de leche

-2 huevos

-1 sobre de levadura

-1 pizca de sal

-2 cucharadas de aceite de oliva o girasol

-Aceite de freír

En primer lugar mezclar en un bol los ingredientes secos: harina+ levadura+ azucar+ canela+sal

Luego batimos en otro bol los huevos+ leche+ aceite de oliva o girasol hasta que quede espumoso.

También se puede separar las claras de las yemas y batirlas aparte a punto de nieve para incorporarlas luego a la mezcla. Así quedará más esponjoso aún.

Una vez hechas las 2 mezclas las juntamos mezclando para que quede una masa más espesa que la masa de crêpe por ejemplo. Si hemos batido las claras aparte es el momento de añadirlas a esta masa suavemente para mantener su aire.

Pelamos las manzanas. Las cortamos en rodajas de medio centímetro más o menos. Les quitamos el centro. Si son pequeñas tampoco es súper necesario hacer esta maniobra ya que se nos podrían romper y la verdad que una vez fritas no se nota nada el corazón de la manzana. Así es más fácil.

Se ponen las manzanas en la mezcla de la masa y se rebañan bien sin romperlas.

Se pone una freidor o sartén honda a calentar con el aceite de fritura. Una vez el aceite caliente se fríen las manzanas de una en una.

Se fríen con cuidado dándoles la vuelta. Una vez doradas se sacan y se disponen en un plato con papel absorbente.

Se sirven en un plato con el azúcar espolvoreado y canela en polvo al gusto.

Calentitas están mejor y son perfectas tanto de desayuno como de merienda!!!

A disfrutarla y cuidaros mucho!

Ya queda menos !!

WhatsApp chat