El deseo de los proprietarios de esta casa se basaba fundamentalmente en querer abrir un hueco entre la pared de la cocina y el salón-comedor de su segunda residencia en Sitges. Sin embargo para que no pasase los temidos humos cuando se cocina, se estudió la posibilidad de abrir un hueco y cerrarlo con un cristal como si fuera una ventana. Así se ganó visión y a la vez funcionalidad.

El mobiliario de la cocina es de la marca INKO y es del modelo GOURMET de color fumet combinado con una puerta en laminado color madera tostado, lo cual confiere al conjunto gran elegancia.

Se ha procedido a cambiar todos los azulejos del suelo y paredes. Se ha cambiado los aluminios de color blanco. Se han empotrado luces leds cuadradas con cerquillo blanco para mimetizarse con el techo que dan una luz a la cocina que se agradece enormemente a la hora de trabajar.

Retoques de yeso, pintura y por supuesto trabajos de lampistería para ajustar todas las instalaciones de agua y eléctricas a las nuevas necesidades de los clientes según el proyecto.

La encimera es de DEKTON color GALEMA. El fregadero es bajo encimera.

El cambio es fantástico!

La cocina antes de la reforma:

Cocina antes de la reforma.

Cocina antes de la reforma.

Cocina antes de la reforma.

Cocina antes de la reforma.

La cocina después de la Reforma:

Cocina después de la reforma.

cocina inko

Cocina después de la reforma.

Cocina después de la reforma.

Cocina después de la reforma.

Cocina después de la reforma.

Cocina después de la reforma.

Cocina después de la reforma.

Cocina después de la reforma.