En esta reforma de cocina, el cliente se ha atrevido a combinar diferentes acabados y tonalidades de madera en un mismo espacio : la cocina.

Normalmente la combinación de diferentes maderas en un espacio pequeño en el que estarán muy cerca las unas de las otras es difícil y no se aconseja. Sin embargo en este caso el cliente ha hecho una elección conjunta que funciona muy bien visualmente y no chirria.

Los colores combinados son el HABITAT GLACÉ de INKO junto con un suelo imitacion parquet.

La cocina es muy luminosa y ayuda a qué los materiales tengan luz propia.

WhatsApp chat