Los “Topini” della mia nonna!

Los “topini” o más conocidos como “ñoquis” es una receta muy tradicional. En Livorno, mi pueblo, se les llama “topini”. Esta palabra significa “ratoncitos”, forma que adopta esta peculiar receta de pasta hecha de patata y harina. Os paso la receta tal como la hacemos en casa desde generaciones. Queda muy suave y se puede acompañar con diferentes salsas o incluso comerlos tal cual con un poco de aceite de oliva. Están buenísimos!

Ten cuidado porque no les hace falta mucha cocción, con unos minutos será suficiente. Una vez hechos se echan en una cazuela de agua hirviendo abundante. El truco para saber si están listos es cuando veas que van subiendo y flotando a la superficie.

Ingredientes:

-1kg de patatas

-300gr de harina

-sal

-1 huevo

Pasos para preparar la receta:

1- Se hierve las patatas sin pelar (para que no absorban tanta agua) en una cazuela con agua abundante y sal. Se deja cocinar aproximadamente 40 o 50 minutos(depende del tamaño). Para saber que están ya cocidas puedes pinchar con un tenedor. Antes de que se enfríen del todo pélalas y machácalas con un tenedor o pasapuré.

2-Una vez machacadas  incorporamos las patatas a la harina que hemos preparado en la encimera de la cocina.

3- Se empieza a amasar todo con las manos suavemente. Ten cuidado de no quemarte porque las patatas aún pueden estar calientes.

4- Añade la sal a gusto mientras estás mezclando junto con el huevo.

5- Una vez amasado todo formamos una bola. No lo amases demasiado sino podrías endurecer la masa y al cocer los ñoquis no quedarían tan tiernos.

6- Cogemos un poco de la masa y la estiramos haciéndola rodar bajo nuestras manos formando una “salchicha” redonda y alargada de unos 2 cm de grueso.

7-Vamos procediendo de la misma manera con toda la masa.

8-Una vez hechas las tiras, se cortan de forma y tamaño lo más regular posible.

9- El último paso antes de hervirlos es marcarlos con un tenedor dándoles la forma de las rayitas para que queden más bonitos. Este paso es opcional ya que es bastante trabajoso pero quedarán mucho más bonitos a la hora de servir los “topini.

10- Ahora toca hervirlos. Recordad que cuecen rápido y que el truco consiste en dejarlos los minutos suficientes hasta que vayan flotando a la superficie. Cuando esto pase estarán listos para comer. Servirlos con la salsa que más os guste. Es una receta contundente pero muy rica.

Recomendación: la patata vieja va mejor ya que no chupa tanta agua y así no tendremos que añadir harina a la receta. El ñoqui quedará más suave y ligero.

 

 

Comments are closed.

Share this article

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR